Skip to content

Mejora la usabilidad de tu web

Cuando tenemos entre manos un nuevo proyecto web, no podemos olvidarnos de implementar una buena usabilidad web que será vital para que el usuario no se pierda entre las páginas de nuestra web y acabe confundido y, por lo tanto, fuera de nuestra web.

A veces cuando planteamos el diseño de una web se nos puede pasar por alto que la web sea usable, y acabamos teniendo una página web más parecida a una galería de arte que a una herramienta informativa, práctica o a un canal de venta… Mantener una usabilidad sencilla y útil facilita lograr objetivos y conseguir tasas de conversión más altas, es decir, más ventas.

¿Qué es la usabilidad web?

La usabilidad web desempeña un papel fundamental en la experiencia del usuario (UX). Es la encargada de medir cómo de fácil, natural y, por lo tanto, satisfactorio es utilizar un producto o la interfaz de usuario. Nos referimos a la eficacia con la que los usuarios de la web utilizan la misma, cómo interactúan con cada elemento y cómo navegan por todas las páginas.

Usabilidad significa diseño centrado en el usuario. Tanto el proceso de diseño como el de desarrollo se centran en el usuario que visitará la web, para asegurarse de que se cumplan sus objetivos, y crear así una web que sea eficiente y fácil de usar.

Para conseguir una buena usabilidad, vamos a ver 5 principios clave de la buena usabilidad de una web. ¡Asegúrate de cumplirlos!

1. Accesibilidad a la web

Parece algo bastante básico… pero es muy importante. Es imprescindible que las personas que intenten acceder a tu web puedan hacerlo, y no se encuentren con que la web no funciona, caídas de servidor o similar… Este punto de usabilidad web es importantísimo en cualquier caso, pero sobre todo si somos un comercio electrónico, porque todo el trabajo que hayamos hecho para captar un posible cliente podemos tirarlo por la ventana en tan solo unos segundos.

Estos son algunos de los conceptos básicos que tienes que tener en cuenta:

  • Tiempo de actividad del servidor: Contrata un buen hosting, que te de buen soporte, en el que puedas confiar… a veces solo con invertir menos de 50€ más al año podemos tener un hosting con un servicio técnico mucho mejor que nos evitará problemas.
  • Enlaces rotos: Comprueba que no haya enlaces rotos en tu web, si por lo que sea tienes que modificar la url de alguna página asegúrate de hacer una buena redirección.
  • Versión responsive: O lo que es lo mismo, que se vea bien en el móvil. Es muy importante que tu web se pueda ver desde diferentes tamaños de pantalla y que esta no vaya suuuuper lenta. Ten en cuenta que Google ha decidido que a partir de Septiembre de 2020 penalizará el posicionamiento de las webs que no estén optimizadas para verse en móvil correctamente.
  • Tiempo de respuesta: Otro detalle súper importante es que la web no tarde demasiado en cargar. Dependiendo de tu web puede ser más o menos importante el tiempo de carga pero siempre dentro de algo razonable. Os recomiendo leer los posts sobre optimización de una página web que ha escrito Adrián:
Usabilidad web Optimización

2. Simplicidad

Olvídate de que más es mejor. Es muy importante que nuestra página web sea clara y concisa, con el contenido muy bien organizado de manera que los usuarios no tengan que aprender a usar nuestra web. Cuanto más tiempo tengan que invertir en encontrar lo que vinieron buscando… más desesperados van a acabar, e incluso pueden olvidar su objetivo inicial por completo.

Se puede lograr un diseño simple y usable a través de:

  • Simplicidad: Define qué es lo importante. Si no distraes a tus usuarios, será más probable que hagan lo que tú necesitas.
  • Familiaridad: A día de hoy tenemos muchísimas costumbres y acciones aprendidas sobre el uso de las páginas webs. No intentes reinventar la rueda para las acciones más importantes como el carrito de la compra… es mejor que nuestros usuarios se sientan familiarizados con el uso de este.
  • Consistencia: Intenta que las acciones se realicen de la misma forma en todas las secciones de tu web. Por ejemplo, que todos los formularios tengan el mismo aspecto.
  • Buena arquitectura de información: Estructura muy bien el contenido de tu web, de manera que los usuarios no se pierdan por las secciones de tu web.

3. Aprendizaje

Una de las claves para que la usabilidad de tu web sea buena es que la interfaz sea intuitiva: que no requiera instrucciones, ni un largo proceso de prueba y error para conseguir hacer algo. La clave del diseño intuitivo es hacer uso de lo que la gente ya sabe, o crear algo nuevo que sea fácil de aprender.

Como usuarios de internet estamos familiarizados con muchos conceptos de diseño utilizados en la web. Por ejemplo, si vemos tres rayitas en la esquina superior derecha de nuestra web, todos daremos por hecho que eso es el menú, porque es un elemento que se utiliza de manera muy habitual en el móvil.

Estaréis de acuerdo conmigo si os digo que como usuarios de internet somos vagos y desesperados… ¡no queremos pensar! Y por eso es importante que la curva de aprendizaje sea mínima siempre que sea posible.

4. Credibilidad

Parece de cajón… pero de verdad que esto es muy importante. Si los usuarios que accedan a tu web no confían en ella, da igual todo lo anterior.

Para mejorar la usabilidad de tu web también es importante el contenido que mostramos, y uno de los puntos claves es que nuestros posibles clientes sepan que somos una empresa real con personas reales detrás, que se genere esa conexión entre personas que facilitan la venta. Por eso es súper recomendable tener una sección «quiénes somos», que los datos de contacto siempre estén visibles y, si es posible, indicar una dirección física.

Para mejorar la confianza de nuestros usuarios en nosotros, también es vital que seamos honestos y precisos en nuestro contenido: Evita errores ortográficos, cuida tu tono a la hora de transmitir información, no seas modesto con tu experiencia pero a la vez cuenta lo 100% imprescindible. Si eres experto en algo en concreto, asegúrate que se sepa. Muestra testimonios reales, referencias de trabajo o el número de seguidores de tus redes sociales.

Cualquiera de estas cosas te ayudará a generar confianza y, por lo tanto, mejorar la contratación de tus servicios o las ventas.

Usabilidad web Credibilidad

5. Crea contenido de calidad

La usabilidad web no es solo dónde está tu contenido, cómo se accede a él o si tu hosting responde bien o no… también es súper importante que lo que contemos en nuestra web sea relevante, que sea contenido de calidad.

Para ello, define bien quiénes son tus usuarios, sus objetivos al visitar tu web y el escenario en el que se encuentran. Cualquier decisión de diseño y contenido debe de dar como resultado una página web más fácil de usar para tus usuarios.

En conclusión, para mejorar la usabilidad de tu web…

Usa el sentido común 🙂 y, además, prueba tu web. No solo tú, pásale la web a alguien que no la haya visto nunca y pídele que complete un proceso de compra mientras te cuenta qué problemas se va encontrando, por ejemplo… de esta manera aprenderás muchísimo.

Y ante cualquier duda… ¡escríbenos! en WABI somos expertos en usabilidad web y diseño de interfaz y ¡más majos que las pesetas!

Más entradas

Abrir chat
1
¿Te echamos un cable?
¡Hola! Somos WABI 🙌
Cuéntanos...