Skip to content

Diseño web y psicología

Cuando trabajamos un diseño web uno de nuestros principales objetivos es vender nuestro producto o servicio a nuestros clientes. Para ello, es importante que podamos entrar en la mente de nuestros clientes y hablarles de tú a tú. Es en este punto en el que es importante «fusionar» ambos mundos: el de la psicología y el del diseño web.

Hace unas semanas os hablé de cómo mejorar la usabilidad de tu web, y os hablaba de la importancia de la simplicidad y familiaridad. Es decir, de lo importante que era seguir cierta manera de hacer las cosas, para que la curva de aprendizaje de un usuario sea lo más sencilla posible. Esto va de la mano de un estudio que han realizado varios psicólogos, en el que han establecido unos principios generales que nos ayudan a entender cómo suelen comportarse los usuarios: cómo se sienten, piensan y actúan.

Por lo tanto, antes de diseñar tu web y para que tu sitio web sea usable, es importante entender a qué usuario te diriges, y cómo piensa. ¡Sigue leyendo, vamos a profundizar más en este tema!

Una de las claves del diseño web y psicología: Cuidado con dar demasiadas opciones

¿Más es mejor? No siempre… la ley Hick-Hyman describe el tiempo que tarda una persona en tomar una decisión respecto a la cantidad de posibles elecciones que tiene, definiendo que cuando tenemos más opciones, nos lleva más tiempo tomar una decisión porque, primero de todo, sientes la necesidad de explorar todas las opciones. Ante demasiadas opciones, acabas sintiéndote abrumado.

Esto mismo podemos aplicarlo a nuestro diseño web o nuestra app. Si damos demasiadas opciones, los usuarios se pueden llegar a sentir confundidos. Por ello mismo, ¡cuidadín! especialmente con las siguientes cosas:

  • Los menús desplegables demasiado grandes.
  • Tener que hacer demasiados clicks para llegar a una sección en concreto.
  • Tener demasiadas opciones en un producto a la hora de hacer una compra online.

Muchas veces pensamos que es mejor que el usuario tenga muchas opciones porque así podrá elegir lo que necesite exactamente… pero la realidad es que en la mayoría de los casos el usuario se sentirá abrumado, porque como he comentado en varias ocasiones: los usuarios no quieren pensar.

Por lo tanto, es importante que proporcionemos a los usuarios una cantidad razonable de opciones… siendo «razonable» algo variable según en qué caso estemos. Por ejemplo, si nuestro usuario puede elegir el color de una prenda puede ser que 10 opciones sean razonables, pero sin embargo, no lo será tener 10 métodos de pago diferentes cuando vayan a completar la compra de un producto.

Recompensa vs Castigo

Estamos acostumbrados a recibir recompensas o castigos en base a las decisiones que tomemos en nuestra vida. Es algo básico, forma parte de nosotros, por eso es importante saber que podemos jugar con ello para hacer que nuestros usuarios se sientan bien o mal.

Es más efectivo que elijamos recompensar un comportamiento deseado a, por lo contrario, castigar uno indeseable. Por ejemplo:

  • Estaremos castigándole si le decimos: Hasta compras de 20€ en mi tienda online, pagarás 5€ de gastos de envío.
  • Estaremos recompensándole si le decimos: ¡Por solo 5€ más, gastos de envío gratuitos!

Es un ejemplo muy básico, pero eficaz. ¡A todos nos gusta que nos hagan sentir bien!

Usa los colores a tu favor

Seguro que te suena la «psicología del color», es una de las claves en la relación entre el diseño web y la psicología. Esta teoría afirma que los colores tiene efectos sobre nuestras emociones y, por lo tanto, acaban influyendo sobre nuestro comportamiento.

Estos son algunos de las emociones que nos pueden transmitir los colores:

diseño web y psicología: colores.
www.wearewabi.com

No te olvides de la tipografía

Sé que parece que en WABI estamos obsesionados con la tipografía, es una de las partes más importantes en el diseño web… y también en la psicología. Lo primero de todo es entender que la tipografía transmite muchísimas sensaciones a quien visita nuestra web.

Por ejemplo, si utilizamos una tipografía como la Comic Sans (no la uses jamás, léeme bien: ¡JAMÁS!) en una página web de abogados… lo que vamos a transmitir es algo infantil, cuando deberíamos de estar transmitiendo confianza, seriedad, seguridad… todo lo contrario a lo que nos transmite esa tipografía.

Pasa lo mismo con las tipografías caligráficas, que tanto han estado de moda durante un tiempo… hay que saber bien dónde usarlas porque podemos empezar a transmitir sensaciones que no van con nuestro negocio.

Generalmente, debemos de utilizar tipografías que sean fáciles de leer, naturales, estilizadas para que nuestros seguidores se sientan cómodos leyendo los textos de nuestra web. Pero ¡ojo!… Eso no significa que no podamos utilizar fuentes tipográficas que rompan completamente, con estilos arriesgados, ¡claro que sí podemos! Solo hay que tener cuidado con dónde lo utilizamos y no abusar demasiado.

Diseño Web y Psicología: ¡Saca la artillería pesada!

No podemos pasar por encima de esos «detonadores emocionales» que hacen que los usuarios que están viendo nuestra web caigan en «la trampa». En general es lo más usado en publicidad y algo a lo que todos estamos sometidos constantemente: un video donde sale un bebé y su mamá que nos saca la lagrimita, la foto de un empresario o empresaria de éxito que nos motiva o el típico gif de un gatito con el que nos derretimos por la ternura que nos da…

Psicología y Diseño web

En general, hay que tener en cuenta que una imagen vale más que mil palabras, y con un video cortito o una imagen bien trabajada, podemos conseguir conectar con nuestros clientes de manera mucho más eficaz que con textos de 600 palabras en el que le contamos de manera detallada por qué deben de elegirnos…

En conclusión: ¡cuida la psicología de tu diseño web!

Ten en cuenta que tu página web no es solo informativa… también es una de las mayores herramientas de publicidad de las que disponemos, y lo ideal es aprovecharnos de ello para conseguir captar la atención de nuestros clientes y conseguir mayores ventas… Al final todos estamos aquí para ello, ¿verdad?

Si has llegado hasta aquí y sigues interesado… ¿qué tal si hablamos?

Más entradas

Abrir chat
1
¿Te echamos un cable?
¡Hola! Somos WABI 🙌
Cuéntanos...