Skip to content

¿Cuánto cuesta crear una web multilingüe?

Introducción

¿Necesitas crear una web multilingüe para atraer a clientes de todo el mundo?. En esta entrada te explicaremos cómo anticipar el coste total de una web multi-idioma para evitar sorpresas. Muchas veces pecamos de optimismo a la hora de añadir idiomas nuevos a un proyecto web sin pensar en los costes ocultos de creación y mantenimiento. Sin embargo, con un poco de planificación previa, puedes crear webs con los idiomas necesarios y una calidad excelente. ¡Vamos allá!.

Conceptos clave

Antes de comenzar necesitamos distinguir dos tareas clave en el proceso de crear una web multilingüe:

  • Internacionalización ( I18N ) – Consiste en preparar y adaptar una web para múltiples idiomas. Esto se realiza tanto a nivel de programación como de diseño y usabilidad. Si se trata de una tienda online, también deberás considerar si el uso de distintas monedas o cómo gestionarás el pago de impuestos IVA/VAT de cada país en la factura. Si una web no está bien preparada para ser traducida, los costes de la traducción final se pueden disparar o directamente ser inviable su traducción.
  • Localización ( L10N ) Consiste en traducir los contenidos de una web, tanto de forma manual como automática. No sólo se traduce texto. Si tu web tiene imágenes o audios en distintos lenguajes, tendrás que tener en cuenta esto también.

Es decir, la web tiene un Coste de Internacionalización Fijo que se establecerá en el presupuesto durante la fase de diseño y un Coste de Localización Variable que depende de la cantidad de contenido y de cuantos idiomas quieras en tu web. Vamos a desglosar los costes de cada categoría.

Coste de Internacionalización

Plugins

Una web bien preparada para aceptar contenidos multilingües es clave para que la posterior inserción de traducciones sea cómoda y rápida. En el caso de WordPress, existen plugins que permiten crear webs multi-idioma como WPML. Estos plugins son generalmente de pago y aunque existen versiones gratuitas, es muy recomendable comprar su versión profesional para ahorrarnos tiempo (y por ende, dinero).

También tienes que tener cuidado y elegir temas y plugins de WordPress que sean compatibles con el sistema multi-idioma. Si, por ejemplo, eliges WPML para gestionar el multi-idioma, debes asegurarte de que todos los plugins y temas sean compatibles con éste. En caso contrario, te encontrarás con sorpresas desagradables a mitad del desarrollo.

Diseño

El diseño de una web multi-idioma debe tener en cuenta el hecho de que la traducciones pueden cambiar el tamaño de los párrafos de texto y cómo «fluyen» en una página. Por ejemplo, el Alemán puede dar problemas a la hora de maquetar, debido a las palabras compuestas de larga longitud que no podemos partir en varias líneas. Debido a esto, es posible que la web deba tener diseños ligeramente distintos según el idioma.

En casos más extremos debes recordar que no todos los sistemas de escritura se leen de izquierda a derecha. Uno de los ejemplos clásicos son el Árabe o el Hebreo. Esto afecta a la UX ya que las personas que leen de derecha a izquierda suelen comenzar a «escanear» una página desde el lado derecho.

https://cdn.mos.cms.futurecdn.net/2b7853c43d806bdf5ee5cab0e893bf81-970-80.jpg.webp
Además del texto, los menús y contenido fluyen de derecha a izquierda en las webs en Árabe.

En el caso de tiendas online, debes planificar muy bien aspectos como conversión de divisas o acomodarte a los distintos modelos de impuestos según el país. También debes recordar que la legislación sobre privacidad y compras online cambia según el país, y tus páginas legales deben estar adaptas y traducidas a tal efecto.

Aunque no disponemos de datos formales, en Wabi hemos experimentado un aumento de costes de estructura, diseño y programación de hasta el 50% sobre una web inicial sin traducciones. Todo ello dependiendo de la complejidad estructural y de contenidos, por supuesto.

Coste de Localización

Una vez tenemos preparada la web para aceptar contenidos multilingües, tenemos que pensar en los costes reales de traducción. Y lo sentimos mucho, pero si quieres contenidos traducidos de calidad, Google Translate no te sirve. Tienes que contratar un servicio de traducción profesional.

Aunque Google Translator te puede ayudar a traducir pequeños textos de la interfaz de una web ( que casi siempre suelen venir traducidos en los plugins de WordPress ), para textos largos o especializados no da la talla. Si además necesitas adecuar contenidos para obtener mejor SEO, simplemente resulta imposible con servicios de traducción automática.

La audiencia de una web vive o muere según la calidad de su contenido. Si la calidad de tu contenido en inglés es mala, adivina lo que va a pasar con tu público de habla inglesa …

El impacto UX de los idiomas «de segunda» en una Web

La siguiente situación es bastante común en el mundo del diseño web: El cliente pide una web traducida a muchos idiomas, y tras el desembolso inicial no se dedica ni tiempo ni dinero a crear contenido traducido más allá del idioma principal. O (peor todavía), se hacen traducciones de contenido automáticas y sin revisión de calidad. Para un usuario internacional que entra a una web donde la mitad de los contenidos no están en su idioma la sensación es de: dejadez, frustración y confusión.

Es muy tentador meter muchos idiomas en una web sin pensar si realmente vamos a tener tiempo o dinero para que la web esté traducida al 100%. Si no puedes pagar o dedicar tiempo para que el contenido esencial de tu web esté bien traducido, lo mejor es no ofrecer el idioma en absoluto.

Conclusiones

Aunque a priori con WordPress es relativamente sencillo montar una web multilingüe, no puedes añadir idiomas sin planificar cómo vas a traducir los contenidos. Si quieres contenidos multilingües de calidad, lo mejor es contratar los servicios de un traductor o copywriter en el idioma adecuado.

Preparar una web para contenido multilingüe puede incrementar hasta un 50% el coste sobre una web, dependiendo de su complejidad y de los servicios que vamos a ofrecer en ella. Cuanto más interactiva sea nuestra web, más costará adaptarla a multi-idioma.

El coste de mantener los contenidos sube en proporción a la cantidad de idiomas disponibles en tu web. Si no puedes permitirte un idioma, lo mejor es no tenerlo. Las webs requiren de contenido actualizado y calidad para mantenerse con vida, y cada idioma extra supone un trabajo extra. El coste de mantenimiento de una web de calidad sube en proporción al número de idiomas disponibles en ella.

Y por supuesto, si necesitas un presupuesto para tu web multilingüe, contacta con nosotros ;).

Más entradas

Abrir chat
1
¿Te echamos un cable?
¡Hola! Somos WABI 🙌
Cuéntanos...